¿Por qué tengo resaca?

 

Hay varias razones por las que puedes estar arrepentido la mañana después de haber estado bebiendo. Sobre por qué estás más desinhibido y le mandas mensajes a tu ex o por qué ahora te llaman “El Légolas” (cazador de orcos) podemos hablar otro día. De momento en este artículo nos centraremos en por qué a veces necesitamos un ibuprofeno en la mesilla.

  • Minuto 1: llegas a la fiesta, al descampado, a la casa del amigo de tu amigo y aceptas de buena gana tu copa de vodka o tu litro de cerveza. Primer aviso para el hígado: esta noche va a tener trabajo.

 

  • Minuto 30: el alcohol está ya circulando por tu cuerpo y, mientras tú ya te empiezas a reír por tonterías, tu hígado está intentando sacarte las castañas del fuego para que no hagas mucho el ridículo. Trabaja para pasar el etanol a acetato y, por el momento, parece no irle mal.acetatos2

Sigue leyendo

Anuncios