¡Con sacarina, por favor!

¿Qué tendrá el año nuevo? Es la época de prometernos cosas: llamar a esa persona que hace tanto que no ves, pasar del “jelou, guas yur neim?” de una vez por todas, dejar de fumar, pintar la cocina y un largo etcétera. Sin embargo, ninguno de estos propósitos (aunque yo los llamaría despropósitos) superará nunca al “¡En cuanto pasen las navidades me pongo a dieta!” Gimnasios, tiendas de deporte, nutricionistas o endocrinos hacen su particular “agosto” en estas fechas; y es que, aunque sólo sea pensarlo, ¿quién no lo ha hecho alguna vez? Pues bien, sin duda uno de nuestros grandes aliados en este asunto son los archiconocidos edulcorantes artificiales. Como sucede con casi todas las cosas, hay personas y gustos de todo tipo, desde aquellas que los convierten en una especie de filosofía de vida hasta las que calman su conciencia con un café con sacarina para acompañar un buen croissant de chocolate. Parece que sabemos lo suficiente acerca de estas sustancias, pero hay bastantes opiniones encontradas y pueden surgirnos dudas sobre ellas y su uso. ¿Alguna vez han escuchado decir a alguien que no tomen sacarina porque es “mala”? Estoy casi segura de que sí, por eso en este artículo trataré de aclarar algunos mitos y verdades sobre los edulcorantes. Empecemos.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Por qué tengo resaca?

 

Hay varias razones por las que puedes estar arrepentido la mañana después de haber estado bebiendo. Sobre por qué estás más desinhibido y le mandas mensajes a tu ex o por qué ahora te llaman “El Légolas” (cazador de orcos) podemos hablar otro día. De momento en este artículo nos centraremos en por qué a veces necesitamos un ibuprofeno en la mesilla.

  • Minuto 1: llegas a la fiesta, al descampado, a la casa del amigo de tu amigo y aceptas de buena gana tu copa de vodka o tu litro de cerveza. Primer aviso para el hígado: esta noche va a tener trabajo.

 

  • Minuto 30: el alcohol está ya circulando por tu cuerpo y, mientras tú ya te empiezas a reír por tonterías, tu hígado está intentando sacarte las castañas del fuego para que no hagas mucho el ridículo. Trabaja para pasar el etanol a acetato y, por el momento, parece no irle mal.acetatos2

Sigue leyendo

Sinceridad y vejez

Ante la dificultad de pensar en un buen tema sobre el qué tratar en este artículo debido a que mi mayor preocupación, como la del resto de mis compañeros, era acabarlo cuanto antes para poder estudiar tranquilamente los exámenes de enero, era esforzarme en él duramente porque la ocasión lo merece, recapacité e hice lo que cualquier buen estudiante haría en estos casos: buscar en google qué es lo que más preocupa a la gente en general. No conforme con esto, entré al primer link que me ofrecía sin ningún tipo de criterio y encontré que la vejez era una de ellas y aquí sí, empecé a buscar más interesadamente.

En PubMed (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/) mediante diversas derivaciones de la palabra “old” se pueden encontrar miles de artículos relacionados con fármacos que tratan enfermedades recurrentes en personas mayores, y semejantes (como ejemplo al final del artículo dejaré uno en concreto) pero la gran pregunta que podríamos hacernos es: ¿qué posibilidades reales hay de frenar o incluso revertir el envejecimiento?

Sigue leyendo